HELENA USANDIZAGA, CUESTIONARIO: LA PRESENCIA DE LO INDÍGENA EN LA LITERATURA LATINOAMERICANA

Churata, Gamaliel. El pez de oro. Edición de Helena Usandizaga. Madrid, 2012, Cátedra, 1022 p., € 22.90 Letras Hispánicas, 709

Hace algunas semanas apareció la primera edición crítica de El pez de oro, de Gamaliel Churata, llenando un vacío incomprensible. Helena Usandizaga, peruanista de la Universidad Autónoma de Barcelona dedicó varios años a preparar esta estupenda edición, que ahora celebramos. Ha tenido la gentileza de responder a nuestro cuestionario, esperamos que lo disfruten.


¿Podrías mencionar algún libro u obra que te haya marcado como intelectual?
Hay varias obras que me han marcado de una manera general y profunda,  en sintonía con mi época de formación; y podría remitirme a Marx, a Freud, a Sartre, a Benjamin, a Bachelard, a Lévi-Strauss y sus tristes trópicos, a Greimas (el estructuralismo, claro); pero, centrándome en mi trabajo sobre los sistemas indígenas en la literatura latinoamericana, diré que me han marcado libros como Transculturación narrativa en América Latina, de Rama; La voz y su huella, de Lienhard; Escribir en el aire, de Cornejo Polar; Cultura popular y modernidad en América Latina, de Rowe y Schelling; Hacia una poética radical, de Rowe; La América indígena en su literatura, de Brotherston, de los que luego hablaré, y previamente los estudios sobre Guamán Poma de López Baralt y Adorno.
Sin embargo, si debo escoger un libro, saldré por la tangente y volveré a Greimas y su De l’imperfection, un libro imperfecto que me liberó del deber de que todo cuadre dentro de una teoría en las lecturas teorizantes y “perfectas”, obsesión que impulsó el estructuralismo del que sin embargo soy deudora, y que luego se reprodujo de manera más fragmentaria en las lecturas de una cierta “escuela de la sospecha”. Un libro que me enseñó que leer es compartir una visión imperfecta sin necesidad de que eso remita a una lectura impresionista y superficial. Que leer, en el trabajo crítico y académico, es preguntar y conversar con otros que buscan también la respuesta, o las otras preguntas, sin que las certezas previas allanen el camino.  Sigue leyendo