Presentamos Escribiendo la nación, habitando España

El próximo jueves 10 de mayo, a las 18:30hs, en la librería Iberoamericana (calle Huertas, 40), presentaremos Escribiendo la nación, habitando España: la narrativa colombiana desde el prisma transatlántico (Virginia Capote Díaz, Ángel Esteban, eds.). La obra recoge ensayos que abordan la narrativa colombiana desde mediados del siglo XX hasta la actualidad mediante diferentes prismas teóricos y haciendo uso de la interdisciplinariedad, un acercamiento a conceptos como el exilio, la migración, los desplazamientos, la transterritorialidad, la transnacionalidad y la importancia del mercado editorial para la configuración del campo literario. Esta compilación abre, por tanto, un original espacio de análisis que explora la literatura y la cultura entre España y Colombia, partiendo de los parámetros cardinales que definen los Estudios Transatlánticos.

Nos acompañarán el editor de la obra Ángel Esteban, la escritora Consuelo Triviño y Martín Gómez, delegado del Instituto Caro y Cuervo en España. Será un placer que nos acompañen.

R138311.jpg

35 MUERTOS DE SERGIO ÁLVAREZ, RESEÑA

Sergio Álvarez: 35 muertos. Alfaguara (Bogotá y México, 2011; Madrid, 2013)

Reseña de 35 muertos, de Sergio Álvarez. Por José Ignacio Padilla. Fuente: Hermano Cerdo.

Acaba de editarse en España 35 muertos, aparecida en Bogotá y México hace año y medio. Quizá sea una buena ocasión para hablar de esta novela, de la que oí por primera vez en la última feria de Guadalajara, donde escuché a su autor, el colombiano Sergio Álvarez. Durante su charla, Álvarez reveló con humor algunos elementos autobiográficos ficcionalizados en esta novela e insistió en que la clave de su escritura fue la abrumadora presencia de la muerte en su vida: amigos que morían, familiares que morían, conocidos que morían. Muertes y más muertes que intentó espantar con la escritura de este libro.

9 años de investigación, entrevistas y escritura son un tiempo largo. La solidez de la novela es eco de ese proceso, aunque su lectura parezca ligera, tocada por cierta gracia. ¿Cómo puede tener gracia y ser graciosa una novela con tantos muertos? En la versión del autor sobre su necesidad de escribirla resuena la recurrente pregunta ¿cómo narrar la violencia? Álvarez ha usado una forma, una máquina narrativa eficaz: una máquina sentimental. Aparentemente, ésta es una crónica sentimental de la violencia colombiana.  Sigue leyendo