ACLARAR CONCEPTOS, PERFILAR IDEAS

La controvertida y difícil situación económico-política actual, para bien y para mal, ha conseguido que los debates y discusiones que antaño eran de competencia casi exclusiva de políticos e intelectuales sean también objeto de interés del ciudadano medio. No es extraño que en una conversación de café se crucen, entre otras, palabras como Capitalismo, Democracia o Ciudadanía. Los  filtros que han permitido la permeabilidad de estos temas en la opinión pública han sido, por un lado, los medios de comunicación como fuente de información, y por otro, las redes sociales como ágora multiabarcante donde fluctúan opiniones de todo tipo. Parece entonces que la pregunta que cabe hacerse es ¿sabemos de qué hablamos?, ¿conocemos la naturaleza conceptual de los debates públicos que nos ocupan y preocupan?.

A la luz de estas preguntas, y justamente por el espíritu de revisión crítica que apela a la fundamentación de los conceptos esenciales que sustentan la teoría política, está justificada la pertinencia de estas publicaciones: ¿Cómo leer el Capital de Marx? Indicaciones de lectura y comentario del comienzo de El Capital de Michael Heinrich y Constitución y resistencia: ensayos de teoría democrática radical de Miguel Vatter.

¿Cómo leer El Capital de Marx? Madrid, 2011, Escolar y Mayo, 295 p., € 19.90 ISBN: 9788493790691

El primero supone el intento de marcar las directrices de descodificación de El Capital de Marx, desapegándose intencionadamente de interpretaciones vinculadas a los intereses programáticos de la izquierda. La propuesta de Heinrich es más radical. Para él el  libro primero de El Capital plantea esencialmente cuál es el modo de ser específico del proceso de construcción social capitalista, que por su propia naturaleza cosificada necesariamente ha de estar transida de crisis internas que responden a ciertas reglas. A las reglas que surgen de la interrelación de valor, trabajo y dinero. Nos hallamos entonces ante un texto que prudentemente, antes de enarbolar banderas revolucionarias, invita a la reflexión sobre las estructuras conceptuales que vertebran el tipo de sociedad en el que estamos instalados, y por tanto, entiende la obra de Marx como un tratado de economía política cuyo análisis se desarrolla en un ámbito estrictamente formal,  reivindicando, por eso, su carácter crítico y radical.   Sigue leyendo