NATIVOS TLAXCALTECAS EN EL IMPERIO INCA. Entrevista al Dr. Alejandro González Acosta en La Razón (México)

521875El periódico La Razón (México) publicó el 8 de febrero una entrevista al Dr. Alejandro González Acosta esta entrevista en la que habla del Libro de protocolo del primer notario del Cuzco,  de  la Dra. Rosario Navarro Gala. Este libro avala la presencia de nativos tlaxcaltecas en el imperio Inca, tesis que ambos sostienen.

Pinchando en el título del libro, accedes a la introducción y el índice. 

 

AGA en La Razón IAGA en La Razón II

4 PREGUNTAS A VICTORIA RÍOS CASTAÑO

 

Autora de Translation as Conquest. Sahagún and Universal History of Things of New Spain, Victoria Ríos Castaño ha accedido amablemente a contestarnos unas preguntas para el blog de Iberoamericana Vervuert donde, entre otras cosas, repasa las aportaciones de su libro al campo de estudios colonial.

  1.       ¿Qué lecturas, preguntas e investigación propiciaron la escritura de este libro que acabas de publicar con nosotros?, ¿qué aporta al panorama de la crítica académica actual?

La idea principal, que Sahagún no fue un pionero de la etnografía, surge gracias a la lectura de las monografías de Jesús Bustamante García y Walden Browne. En mi libro contextualizo a Sahagún en su época y presento su “historia” o enciclopedia sobre el mundo nahua como manual de referencia para predicadores y confesores, una obra cuyo contenido se basa en enciclopedias clásicas y medievales y en textos religiosos como los tratados de vicios y virtudes, los manuales de confesión y el breviario romano. Hay que pensar además que los fines de esa enciclopedia distan mucho de ser etnográficos. De hecho, la defensa que hace Sahagún de las virtudes de los nahuas, lo que él llamaba “quilate”, es un intento por demostrar su raciocinio e incluirlos en la historia universal cristiana. Asimismo, su vocación lingüística, esa tarea de juntar textos para crear un diccionario autorizado del náhuatl, responde a una obligación misional, la de hablar y escribir en su lengua para así diseminar mejor el mensaje cristiano y salvar almas. Su enciclopedia es, digamos, un “arma” de evangelización con la que destruir la religión nahua y, por lo tanto, gran parte de su cultura. Luego si pensamos en su método de investigación, pues nos encontramos de nuevo con que Sahagún es un hombre de su tiempo que no se inventa nada. Interroga a los nahuas mediante el uso de técnicas de confesión e inquisitoriales que conocía de primera mano, como confesor y como intérprete de procesos inquisitoriales. Personalmente, creo que esta sería mi mayor aportación al estudio no sólo de Sahagún sino de otros incorrectamente llamados “misioneros etnógrafos” como Olmos o Motolinía, quienes fueron también confesores e inquisidores en Nueva España.

521659En Translation as Conquest propongo sustituir todos estos términos de “pionero de la etnografía”, “misionero etnógrafo”, “etnógrafo colonial” o “padre de la antropología” por el de “traductor cultural”, y lo hago basándome en los estudios sobre traducción cultural de un antiguo profesor mío en Salamanca, el catedrático Ovidi Carbonell i Cortés. Sahagún, como traductor cultural, convierte los conocimientos que él considera importantes sobre el mundo nahua en una unidad de traducción, un material que reubica o transfiere a un medio escrito, una enciclopedia de doce libros. Como dije anteriormente, durante este transvase de información recoge datos siguiendo técnicas de confesionario e inquisitoriales y se apoya en modelos bibliográficos de su época.

 

  1.       Trazando tu campo literario y cultural, ¿podrías explicar con qué otras obras/ autores/ corrientes/ culturas, dialoga tu trabajo?

Pretende dialogar con todos aquellos estudiantes y académicos que han aprendido, enseñan y creen que Sahagún y otros misioneros del siglo XVI que escribieron obras sobre los pueblos indígenas del “Nuevo Mundo” fueron pioneros de la etnografía. Fíjate que el número y el peso de muchos de estos investigadores, como es el caso del historiador Miguel de León Portilla, no es baladí. La idea viene circulando desde hace ya más de 80 años, y sólo en 2014 vosotros mismos habéis publicado las monografías de David Solodkow y Jaime Marroquín, quienes siguen afirmando que Sahagún es un etnógrafo colonial. Comparto con ellos el interés por intentar comprender desde un punto de vista actual qué hizo Sahagún durante el proceso de composición de su enciclopedia. Lo que ocurre es que en el momento en el que utilizamos la palabra “etnografía” incurrimos en un error de interpretación; damos a entender que, de alguna manera, Sahagún no creó su obra para destruir la cultura nahua sino para darle voz, mantenerla viva o diseminar información en general sobre los nahuas, lo cual se aleja de la realidad. Me gustaría además dejar claro que con esta denominación de Sahagún como traductor cultural no busco ni poner una pica en Flandes ni quitar a Sahagún del campo de la investigación etnográfica para llevármelo al de la traductología. Al fin y al cabo los etnógrafos también son traductores culturales pero, eso sí, con motivos muy diferentes a los de Sahagún y con una metodología similar a la suya, como lo fue también la de los inquisidores con quienes Sahagún tiene mayor afinidad.

  1.       ¿Nos puedes adelantar en qué nuevos proyectos estás trabajando?

Sigue leyendo

4 PREGUNTAS A DAVID RODRÍGUEZ-SOLÁS

David Rodríguez Solás, autor de Teatros nacionales republicanos. La Segunda República y el teatro clásico españoltema tan en boga ahora mismo, se ha prestado a contestar las 4 preguntas de nuestro cuestionario. Desde ya, muchas gracias por tomárselo tan en serio y a ustedes no nos queda sino recomendarles esta rica entrevista. Gracias.

¿Qué lecturas, preguntas e investigación propiciaron la escritura de este libro que acabas de publicar con nosotros?, ¿qué aporta al panorama de la crítica académica actual?

La Segunda República española es un periodo sobre el que siempre quise escribir. Las obras y producciones teatrales de los años treinta son un hito en la historia del teatro español contemporáneo. La labor de Margarita Xirgu y Cipriano de Rivas Cherif en el teatro Español, el Teatro del Pueblo de Misiones Pedagógicas, o La Barraca cambiaron la forma en la que los espectadores se acercaron a las obras y atrajeron a un público que DSC_1079hasta entonces había sido indiferente al teatro. Son algunos ejemplos que aún resuenan con fuerza. Mi interés por el tema de este libro surgió de la lectura de la crítica teatral de la época y de las pocas respuestas que encontraba sobre el uso de la tradición teatral del Siglo de Oro en una época en la que se había borrado cualquier trazo de la monarquía española. Creo que era necesario responder a esa pregunta y dediqué mi tesis doctoral a este tema. De esa investigación surge Teatros nacionales republicanos. En la República hay una apreciación del teatro del Siglo de Oro paralelo a la construcción nacional. La tradición teatral española se utiliza en el discurso político, en conmemoraciones y como excusa para crear nuevas instituciones culturales. Necesitábamos una valoración contextualizada, por ejemplo, de compañías ambulantes como La Barraca, de su repertorio, de sus representaciones y del papel que tuvo en la formación teatral de Federico García Lorca.

La publicación de Teatros nacionales republicanos ha coincidido, además, con una nueva primavera republicana alentada por la corrupción de la instituciones y la abdicación del rey. Seguimos teniendo muy claros los símbolos de la Segunda República, en la que se quiere mirar la tercera, pero es más necesario que nunca conocer cómo se construyó esa sociedad civil, y creo que nos ayudará a entenderlo saber qué nación republicana se reprodujo en el teatro y cómo la recibieron los ciudadanos. Por otro lado, la República se suele estudiar como antesala de la Guerra Civil, cuando no se la señala tendenciosamente como la causa. Por esta razón decidídetenerme en 1936, pero sin soslayar las tensiones políticas que se mantuvieron desde el 14 de abril y que se manifestaron en el centenario de la muerte de Lope de Vega en 1935, al que dedico un capítulo, o en las actuaciones de La Barraca y del Teatro del Pueblo, que en ocasiones fueron recibidas como actos políticos.

Trazando tu campo literario y cultural, ¿podrías explicar con quéotras obras/ autores/ corrientes/ culturas, dialoga tu trabajo?

En España se ha realizado un trabajo excepcional de reconstrucción del teatro de los años treinta. Por mencionar solamente aquellas investigaciones que más me han ayudado, citarélas de Manuel Aznar Soler y de Juan Aguilera Sastre, que son un referente de rigor en la investigación. Creo que los lectores encontrarán relaciones entre mi libro y Retablos de agitación política, de Emilio Peral Vega, como me pareció a mí cuando lo leí y Teatros nacionales republicanos ya estaba en maquetación. Para analizar la construcción de una identidad nacional republicana me valgo de las ideas de entre otros Pierre Bourdieu, Antonio Gramsci, Pierre Nora, Loren Kruger y Anthony Smith.

¿Nos puedes adelantar en qué nuevos proyectos estás trabajando?

521766Llevo algún tiempo investigando el teatro y el cine que se produjo en la transición a la democracia para un nuevo libro. Algunas de estas obras y películas muestran las inquietudes sobre cuestiones de género y libertades sexuales, en otras se reivindican derechos civiles y la memoria histórica; sin embargo, al mismo tiempo se muestran las contradicciones entre el tutelaje político y los debates públicos que generaron estas prácticas culturales. Vistas desde el presente, las prácticas nos ofrecen una perspectiva inédita sobre un proceso que hoy se pone en tela de juicio, pero del que los productos de cultura, en mi opinión, arrojan una visión diferente a la dócil narrativa del consenso.

¿Participas en algún blog, plataforma, revista o congreso que nos puedas recomendar?

Colaboro con frecuencia en la publicación de los archivos de la Brigada Lincoln, http://www.albavolunteer.org En las páginas de la revista y del blog encontramos debates sobre la Guerra Civil española, la memoria histórica y, en línea con los ideales de los brigadistas que la crearon en 1938, artículos sobre justicia social. Conecto con otros investigadores a través de las redes sociales con mi cuenta de twitter http://www.twitter.com/drsolas y en mi página de academia.eduhttp://middlebury.academia.edu/DavidRodriguezSolas, una red social para académicos que cada vez tiene más difusión en el hispanismo. Por último, este año tuve ocasión de presentar mi trabajo en Londres, en el congreso de la Asociación Beta http://www.asociacionbeta.com/, creada por y para jóvenes doctores y que permite el diálogo de hispanistas que desarrollamos nuestro trabajo en ámbitos académicos de todo el mundo. Su próximo congreso se celebraráen Lisboa en junio de 2015.

¿Quieres consultar su libro? AQUÍ

RADIO EXTERIOR DE ESPAÑA ENTREVISTA A MARÍA PORTUONDO SOBRE SU LIBRO CIENCIA SECRETA

Un idioma sin fronteras – 02/01/14

Abrimos las páginas de El médico hereje, publicado por Planeta. José Luis Corral rescata la figura de Miguel Servet, médico zaragozano descubridor del sistema circulatorio. Conversamos con su creador. Continuamos con “La sonrisa de Mafalda”, nuestra sección de cómic. Arturo Obregón nos sorprende un día más con viñetas que no podemos dejar escapar. Y continuamos con Federico Utrera que ha conversado con María Portuondo creadora del libro Ciencia Secreta. La cosmografía española y el Nuevo Mundo publicado por la editorial Iberoamericana/Vervuert:

521620Portuondo, María M: Ciencia secreta. La cosmografía española y el Nuevo Mundo. Traducción de Manuel Cuesta.Madrid / Frankfurt, 2013, Iberoamericana / Vervuert, 372 p. + VIII lám. en colorTiempo Emulado. Historia de América y España ; 27 ISBN: 9788484896203 ¿Qué implicó para la ciencia europea el descubrimiento del Nuevo Mundo? ¿Dónde surgieron las respuestas a las preguntas sobre la naturaleza americana que tanto apasionaron en la Europa del siglo XVI? La historiadora María M. Portuondo investiga en Ciencia secreta la labor de aquellos hombres cuyo deber fue contestar estas preguntas. Ellos practicaban una disciplina abarcadora —la cosmografía— y reconocían que la naturaleza, las tierras y la gente del Nuevo Mundo presentaban un desafío intelectual sin precedente. En ningún lugar fue más intenso el esfuerzo para confrontar este reto científico que entre los cosmógrafos reales al servicio de la monarquía española. Este conocimiento cosmográfico tenía un considerable valor estratégico, defensivo, y monetario, y debía ser resguardado de enemigos tanto extranjeros como nacionales. La cosmografía al servicio del imperio se convirtió, durante el reinado de Felipe II, en una ciencia secreta.

María M. Portuondo es profesora en el Departamento de Historia de la Ciencia y la Tecnología de la Johns Hopkins University en Baltimore, EE UU. Licenciada en Ingeniería eléctrica por la University of Miami (Florida, EE UU), obtuvo su doctorado en Historia de la Ciencia en la Johns Hopkins University en 2005.

Puedes consultar el índice, la introducción y, si quieres, comparlo, pinchando AQUÍ

ENTREVISTA A NUESTRA AUTORA MARTA ORTIZ CANSECO EN RTVE

521730Marta Ortiz Canseco, editora de Poesía peruana 1921-1931. Vanguardia + indigenismo + tradición ha sido entrevistada para RTVE en la sección Idioma sin fronteras. Pueden escuchar la entrevista pinchando aquí: http://www.rtve.es/alacarta/audios/un-idioma-sin-fronteras/idioma-sin-fronteras-14-11-13/2142607/

Si estás interesado en ver el índice del libro o adquirirlo, pincha aquí.

 

ENTREVISTA A ROSA MARÍA MEDINA DOMÉNECH

521684La librería de Cazabaret le ha hecho una muy buena entrevista a nuestra autora, Rosa María Medina Doménech, con motivo de la publicación de su libro Ciencia y sabiduría del amor. Una historia cultural del franquismo (1940-1960).

¡La compartimos!

Cazarabet conversa con…   Rosa María Medina Doménech, autora del libro “Ciencia y sabiduría del amor. Una historia cultural del franquismo (1940‐1960)” (Iberoamericana Vervuert)

Desde la pluma de Rosa María Medina Domènech y bajo el paraguas de editorial Iberoamericana/Vervuert se aborda la historia del amor en la posguerra española….en las dos décadas, inmediatamente posteriores y lo hace partiendo desde la idea cultural como parte sustancial de la comprensión humana de la realidad y como forma de organizar las prácticas individuales y sociales que desempeñaron un papel crucial en la subordinación de las mujeres mediante la definición de su identidad y su subjetividad.

Es Rosa María Medina Domènech, en primera persona quien se acerca a nosotros….

Soy Profesora. Titular de Historia de la Ciencia de la Universidad de Granada. Recibí formación como médica especialista en Radioterapia Oncológica en el Hospital Clínico de Valencia aunque mis estudios de Medicina los realicé en Granada. Las problemáticas que viví en m­i experiencia profesional en la clínica generaron mi interés por la historia de la Radioterapia como especialidad en la España contemporánea. Así se originó la línea de trabajo que he venido desarrollando sobre el poder del saber experto en las sociedades contemporáneas.

En mi libro ¿Curar el cáncer?, y el artículo (Scientific rhetoric in the consolidation of a therapeutic monopoly Social History of Medicine, 10 (1) estudié los elementos discursivos e institucionales que propiciaron el nacimiento de una especialidad médica. Analicé no sólo el uso de las ideas médicas sino también de las tecnologías y de asociaciones culturales que como La Liga Contra el Cáncer, promocionaron socialmente una idea curativa del cáncer en un periodo histórico en el que la curación era más un deseo que una realidad. Mi proyecto postdoctoral se extendió en el análisis de las ideas sobre el cáncer en otros países europeos como la Francia de entreguerras, donde estudié la manera en la que la disponibilidad tecnológica y el modelo industrial inspiraron la propia conceptualización médica de la idea de cáncer («Usines à guerir », Asclepio, 51). De esta manera, tal y como estudié también para el caso inglés, se abandonaron otras ideas más holísticas sobre el cáncer que antes de la introducción de las radiaciones formaban parte de las explicaciones que algunos médicos daban a esta enfermedad (Redefining cancer in the interwar period, American Journal of Public Health, 97 (9). Tras mi periodo postdoctoral me adentré en la historia colonial estudiando la puesta en marcha de tecnologías y asistencia médicas en Guinea Ecuatorial y su contribución al despliegue del poder colonial. En relación al paludismo, las medidas adoptadas ahondaron en las diferencias raciales y no pudieron mitigar el impacto medioambiental (ecológico y humano) que produjo la explotación de los territorios y los cambios ecológicos biológicos (talas masivas, cambios en los ciclos de los mosquitos, aguas encharcadas) y del medio humano (traslados forzosos, condiciones laborales abusivas) (Paludismo, explotación y racismo científico en Guinea Ecuatorial).
También investigué cómo el despliegue tecno-científico español (analíticas sanguíneas, carnets sanitarios, huellas dactilares, test psicológicos) en la colonia de Guinea (antes y después de la guerra civil) estuvo implicado en los procesos de identidad colonial, racial y nacional contemporánea además de en las políticas de exclusión de las mujeres. En el periodo anterior a la guerra civil el aparato tecno-médico persiguió el objetivo de identificar sujetos (cuerpos) útiles para el trabajo. En la etapa franquista sirvió para “extraer” la idea de “sujeto español” a partir de las técnicas disciplinarias de la medicina y la psicología (Scientific Technologies of National Identity as Colonial Legacies,
Social Studies of Science, 39 (1) 81-112). El conocimiento del papel de las representaciones científicas en la construcción de la idea nacional, durante el franquismo, también lo analicé en el discurso visual del No-Do en noticias sobre tecnologías médicas (Public Understanding of Science, 14(4): 2005, 393-408). En este escenario visual tecnificado también quedaba patente la transmisión propagandística del modelo de feminidad nacional-católico.
Tras estos años de investigación donde profundicé en la propuesta de Foucault de conocer las relaciones entre saber y poder en las sociedades contemporáneas, he reorientado, en la actualidad, mi investigación hacia el objetivo de indagar, no sólo los mecanismos normativos que despliega la ciencia y la medicina, sino los saberes subalternos o nativos que escapan o negocian las redes de poder que los saberes expertos trenzan, con el objetivo de custodiarnos. Expuse los fundamentos de mi línea actual de trabajo en La historia de la Medicina en el siglo XXI, mostrando que la teoría postcolonial y el feminismo, han supuesto una crítica profunda a nuestra idea de qué es ciencia y qué constituye el conocimiento. 
Como historiadora bajo la influencia de estas críticas a la ciencia, mi trabajo ahora se orienta  con el objetivo de generar una agenda de investigación que transcienda el poder (sin olvidarlo).

Sigue leyendo

ENTREVISTA A TREVOR DADSON Y HELEN REED

Trevor Dadson y Helen Reed, autores de una de nuestras novedades, Epistolario e historia documental de Ana de Mendoza y de la Cerda, princesa de Éboli, han accedido amablemente a responder a unas preguntas que el editor del libro, Simón Bernal, les ha formulado. El fantástico resultado lo tienen a continuación. ¡Gracias!

1. La figura de la princesa de Éboli es, seguramente, una de las más populares de la historia moderna de España. Usualmente vista como una suerte de femme fatele avant la lettre, ¿hasta qué punto es cierta esta imagen que la literatura ha popularizado de la Éboli a la luz de la enorme documentación que dais a conocer en este libro?

IMG_6949 (4) Trevor Dadson: Yo creo que la imagen tradicional de la princesa necesita una profunda revisión a la luz de este libro. Hay muchos lugares comunes sobre ella que son francamente incorrectos. En la Introducción mencionamos bastantes de ellos y lo que nuestro libro aporta para dar una imagen más verdadera de doña Ana. Como decimos allí, no hace falta convertir la vida de la princesa de Éboli en novela o historia novelada, su propia vida fue tan o más interesante que cualquier ficcionalización de ella.

Helen Reed: Probablemente el mito de la princesa seguirá igual que antes entre los que prefieran seguir creyéndolo. Para los dispuestos a aprender o cambiar de ideas, aquí tenemos materia nueva para dar a conocer diferentes aspectos de su vida y carácter en más detalle que nunca; por ejemplo, su religiosidad, su papel como madre y como administradora y duquesa de Pastrana, sus experiencias en la corte y la cárcel, y su valentía para seguir luchando por sus derechos legales y su misma vida contra el rey. Además, sabemos mucho más por estas cartas y documentos sobre cómo era su vida cotidiana en diferentes etapas de su existencia.

2. ¿Qué otros descubrimientos biográficos de importancia sobre la princesa aparecen en el libro?

Trevor Dadson: Vemos que aprendió con el tiempo a administrar y gobernar bien sus estados y rentas, ayudada, por supuesto, por unos criados dejados por su marido, Ruy Gómez de Silva, de alto calibre. Esto va en contra de la idea tradicional de una mujer derrochadora, que no sabía administrar sus estados, etc.

Entre las cartas que hemos encontrado hay unas cuantas de la princesa a Juan de Escobedo de gran interés para su biografía; tradicionalmente, se ha acusado a la princesa de ser copartícipe, con Antonio Pérez, en el asesinato de Escobedo. Sin embargo, estas nuevas cartas revelan una amistad y confianza mutua entre doña Ana y Escobedo que hace harto difícil imaginar que ella habría participado en su asesinato. No demuestran que no lo podía haber hecho, pero levantan dudas sobre su papel en él.

Las cartas a su hijo favorito, Diego, son también fascinantes, y aquí se reproducen por primera vez.

Madrid_Cordoba_Sep09_023Helen Reed: Algunos documentos también revelan mucho sobre su relación con Antonio Pérez. Muestran cómo le apoyaba económicamente con maniobras financieras en Italia y prestamistas fuera del control de Felipe II y cómo se mantenían en contacto con sus amigos y sirvientes, y a través de ellos, seguramente con él. Por ejemplo, el gran escritor Álamos de Barrientos, amigo y abogado de Pérez, la visitaba en Pastrana en la época de su prisión. También dan a conocer mucho sobre ella como madre y sobre su relación con sus seis hijos, especialmente con don Diego, su favorito, con quien se carteaba a menudo, pero también con los otros. Por ejemplo, su hija mayor, Ana, se casó con el duque de Medina Sidonia y fue a vivir a Sanlúcar con su suegra a los 13 años. ¡Cuántas madres del Renacimiento sufrían pensando en sus hijas apenas adolescentes viviendo lejos de ellas! !Y cuánto más sufrían esta madre e hija por la muerte de Ruy Gómez y su pérdida de influencia en el mundo, evidenciada por las quejas de las dos del maltrato que sufría la niña en casa de su marido! Como ha destacado Trevor, por el descubrimiento de nuevas cartas se ha profundizado mucho lo que sabemos sobre su íntima amistad desde niña con Juan de Escobedo y también la amistad de ella y su familia con los Colonna, especialmente Ascanio, el arzobispo Quiroga, y otras figures históricas importantes.

3. Tras la exhaustiva búsqueda de documentos manuscritos de la princesa (o dados a escribir por ella), ¿consideráis que la investigación ha dado todo lo que podría de sí o aún existe la posibilidad de hallar nuevo material inédito?

Helen Reed: Estoy segura de que quedan más cartas por encontrar y otras que se han destruido o perdido para siempre. Espero que nuestro libro anime la búsqueda de más cartas por lo que hemos sugerido en la introducción y por haber incluido en él bastantes imágenes de cartas autógrafas y documentos con su firma. Así otros investigadores pueden reconocer fácilmente su letra y firma tan especiales.

Trevor Dadson: Siempre puede quedar documentación sobre la princesa que no hemos encontrado. Seguramente, aún quedan cartas autógrafas de ella en algunos archivos, incluso en archivos que hemos visitado y rastreado. ¿Dónde están las cartas que escribió a sus hijos y parientes? ¿Dónde las que escribió a su madre en la década de 1560? ¿Dónde las que escribiría al duque de Medina Sidonia, su yerno, para que la liberasen de su encarcelamiento? En la Introducción al libro hemos enumerado las cartas que sabemos que existieron pero que ahora han desaparecido. Luego estarán todas las que escribió pero de las que no sabemos nada. Lo que está claro es que carteaba con mucha gente con mucha frecuencia.

Sigue leyendo