Exposición “Anglada-Camarasa (1871-1959)” en CaixaForum Sevilla

Tras el viaje a Lisboa y a la vanguardia artística portuguesa en la primera mitad de siglo XX con la obra de Almada Negreiros, queremos invitarles a visitar el CaixaForum de Sevilla, inaugurado hace apenas unos meses. Ubicado en el complejo Torre Sevilla, en la Isla de la Cartuja, y con 7.500 metros cuadrados de superficie, abrió sus puertas el pasado mes de marzo con dos exposiciones: «¡Mírame! Retratos y otras ficciones en la Colección ”la Caixa” de Arte Contemporáneo» y «Anglada-Camarasa. 1871-1959». La segunda, que permanecerá abierta hasta el próximo domingo (20 de agosto), propone un recorrido por la obra del pintor modernista catalán Hermen Anglada-Camarasa (Barcelona, 1871-1959). La exposición está compuesta de 94 obras e incluye grandes óleos así como la selección pública más extensa de la obra litográfica del artista español.

anglada-camarasa-caixaforum-sevilla-kWGF--620x349@abc.jpg

Si aún no conocen su obra, les recomendamos acercarse al estudio de María Villalonga Cabeza de Vaca Anglada-Camarasa: desde el Simbolismo a la Abstracción (Iberoamericana/Vervuert, 2015), que se concentra en los veinte años que el artista pasó en París (1894-1914) y busca llevar a cabo una reevaluación de su pintura y de su posición en la Historia del Arte. Consta de cinco capítulos en los que se analizan diversos temas relacionados con la vida y obra del pintor, así como la influencia del paradigma modernista en sus trabajos. Sobre el éxito de Anglada-Camarasa en vida y de su escaso reconocimiento posterior cuenta la autora en el prólogo:

«A partir de 1900, Anglada-Camarasa gozó del prestigio que va unido al éxito. Durante las primeras décadas del siglo XX, su fama se extendió por Europa, Estados Unidos y Argentina. Un caso que solo iba a ser superado más adelante por Picasso y Miró. Sin embargo, tras su muerte, durante muchos años Anglada-Camarasa quedó relegado prácticamente al olvido, algo sorprendente para un observador contemporáneo que contrastase esta indiferencia académica con el reconocimiento que este artista obtuvo durante su vida.

[…]

521789

Como prueba del éxito de Anglada se puede aportar la lista de premios y distinciones que obtuvo en su vida, entre ellos los de mayor prestigio en aquel momento. También es prueba de su éxito el impacto que su obra tuvo en otros artistas, como Picasso, Kandinsky y Meyerhold, que también estuvieron entonces en París y que más adelante conseguirían un estatus superior al de Anglada en la Historia del Arte. Pero la mayor prueba del derecho de Anglada a ser resucitado para la Historia del Arte es su propio trabajo. Desde sus pequeños bocetos a sus óleos de grandes dimensiones, su uso de los colores y las formas es fundamental para quien esté interesado en comprender mejor la explosión de estilos y las diversas interpretaciones del significado del arte que tuvieron lugar en las primeras décadas del siglo XX. Arthur Danto denomina este periodo la “época de los manifiestos”. Fue él quien lideró el intento de corregir las limitaciones ocasionadas por las explicaciones lineales de la Historia del Arte en Europa a comienzos del siglo XX, a consecuencia de las cuales quedaron excluidos del canon numerosos artistas de la época del surgimiento del Modernismo.»

Pueden leer más sobre esta obra en la entrevista que el periódico Última Hora realizó a María Villalonga Cabeza de Vaca poco tiempo después de ser publicada.